Indemnizado por tener 31 años una gasa en el pulmón



A un joven de 24 años, T. B. P., le operaron en 1973 en el hospital Gómez Ulla para extirparle parte del pulmón izquierdo. Desde entonces ha estado siempre enfermo. Treinta y un años después -es decir, en 2004-, le vuelven a intervenir. Se descubre que ha tenido una gasa olvidada en su cuerpo y, por ello, no hay más remedio que extirparle todo el pulmón afectado. Ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), ha condenado a la «Administración demandada» a que indemnice al paciente con 90.151 euros.
«Ha habido una deficiente actuación de los servicios sanitarios», indican desde la asociación Defensor del Paciente, que ha llevado este pleito.
La sentencia del TSJM deja bien claro que «la Sala cuenta con elementos probatorios para determinar el daño. Haber tenido durante 31 años una gasa dentro del cuerpo ha causado múltiples dolencias a T. B.P., que ahora tiene 55 años.
El fallo del tribunal describe, de forma contundente, cuáles son las secuelas a las que tiene que hacer frente el paciente de este suceso. «Neumonectonía izquierda completada sobre la lobectomía superior izquierda previa (es decir, extirpación total del pulmón), insuficiencia respiratoria restrictiva de tipo III, una ansiedad derivada de la discapacidad física y el miedo a un posible cáncer cuando así se sospechó en las pruebas diagnósticas de 1996, que es calificado por el perito como «trastorno neurótico por estrés postraumático» y, por último, un daño estético». El informe pericial se apoya en la exploración personal del paciente y una serie de pruebas «complementarias» que se le hicieron. «Las lesiones -indica el fallo- evolucionaron con hemoptisis diarias que precisaron embolizaciones arteriales, y absceso pulmonar con neumonía crónica, con masa tumoral en el lóbulo inferior izquierdo que requirió tratamiento farmacológico y revisiones en servicios médicos especializados, así como estudio oncológico».
Un cuerpo extraño
No hay duda de que «además de la pérdida total del pulmón y la necesidad de someterse a una grave intervención quirúrgica, se prolongó durante un largo tiempo la enfermedad producida por la presencia de un cuerpo extraño en el pulmón», se asegura en el texto.
Según la Consejería de Sanidad, el hospital Gómez Ulla sigue perteneciendo al Ministerio de Defensa y, por lo tanto, «no es de la red pública madrileña. Nosotros sólo tenemos algún concierto con ellos», añadieron las mismas fuentes.




FUENTE



Click en la guitarra para ver mis otros post

31 años con una gasa en un pulmón






Dejá tu comentario
España